Translate

jueves, 17 de mayo de 2012

LOS LÁPICES DE COLORES ACUARELABLES II

En esta entrada os hablaré un poco del uso de los mismos y cómo los utilizo yo para hacer las mezclas, los sombreados y las texturas.
Se pueden usar de varias maneras para hacer mezclas de colores.
La primera es a base de capas, al principio le damos un color base (si es una cara o tono de piel suelo utilizar el color ocre muy suavemente), después voy añadiendo sombras con el rojo el marrón el amarillo y algunas veces el verde y el negro si es una zona muy oscura. De media uso uso unos 10-12 colores diferentes para hacer el sombreado.




Se pueden dar varios colores y difuminarlos, añadiéndole agua o no y luego dándole otra capa de color.

En esta ilustración le he dado una base amarilla oro al pelo y luego le he aplicado una pequeña cantidad de agua. Después he ido añadiendo trazos de naranja ,marrón , amarillo ocre y rojo para darle volumen. La piel sin embargo, no lleva agua solo sucesión de colores y en este caso quería hacer efecto de acuarela, así que lleva pocos. Es de mi colección tributo a Luis Royo.
Otra forma es haciendo primero las sombras en blanco y negro y como se funden bastante bien, ir añadiendo los colores de más oscuro a más claro, esta técnica la suelo usar alguna vez para los fondos.He visto a ilustradores usarla para caras con mucha zona de sombra y quedan bastante bien.

 Se puede ver que en el cielo y en la esquina del suelo la técnica que os decía para sombrear a partir de negro.

El color blanco solo lo utilizo si el papel es oscuro para darle las luces y los brillos necesarios, en cambio si el papel es blanco o un tono parecido al blanco, más bien claro, dejo el tono del papel o borro con la goma.
La goma la tengo entera pero también tengo trocitos pequeños cortados con cutter para los detalles más finos. Desde hace poco llevo usando una goma modelable para evitar las virutas y los borrones de la goma normal, y en zonas de luz aplico algún trazo de conté de color blanco (en los papeles oscuros sobre todo) , o algúna luz con gel blanco.



Cuando quiero hacer alguna cosa fina como pelo o pestañas, cejas, etc., procuro mantener lo más afilada posible la punta del lápiz.


 No acostumbro a pintar muy fuerte, mis colores son bastante suaves, ya que al ser acuarelables cuantas más capas superpongo, más profundidad le puedo dar al dibujo. Depende de lo grueso que sea el papel le podemos meter más capas y darle más volumen a nuestro trabajo. Aquí os pongo una ilustración de hulk todavía sin terminar para que veaís lo que se puede llegar a hacer a base de capas tiempo y paciencia.